DOS FRAGMENTOS DEL LIBRO DEL PROFETA ISAÍAS

26/06/17

En el libro del profeta Isaías encontramos, en su inicio y casi al final, dos textos que nos iluminan de una manera concreta y práctica, de cual es la Misericordia que Dios quiere.
El primero de ellos está en el primer capítulo. Dios, por medio de Isaías, sorprende diciendo “estoy harto de holocaustos… no quiero más sangre”.
Pero… ¿qué no era eso lo que Dios quería? 
Y Dios sigue “no me traigáis vanas ofrendas”. 
Entonces… ¿Qué es lo que Dios quiere? 
Él mismo responde: 
“¡aprended a hacer el bien… socorred al oprimido!
Como si de un texto paralelo se tratara, aquello que en el cap. 1 ocurre con el culto en el cap. 58 sucede con el ayuno. 
Dios lanza una grave acusación respecto de un ayuno revestido de religiosidad y respetabilidad pero que es falso: “el mismo día en que ayunáis, maltratáis a vuestros criados”. 
Y pregunta: “¿Es este acaso el ayuno que yo amo?”. 
Y nos podemos volver a preguntar: ¿Cómo es que Dios no está contento? ¿Qué quiere Dios? 
Y Él vuelve a contestar:
“Este es el ayuno que yo amo: soltar las cadenas injustas, dejar en libertad a los oprimidos, compartir tu pan con el hambriento y albergar a los pobres sin techo; cubrir al que veas desnudo” . 
 ¡Vaya, si está hablando de las obras de Misericordia! 
Bien concreto y bien práctico, sin quedarse en simples teorías, en falsos cultos y ayunos.

 

Quique Fernández

Escuela de Animación Bíblica

Miracle Sound Radio

Dejar una opinión